Historias de zapatos

la_biblia

Los documentos mas antiguos relacionados con el calzado pueden encontrarse en la Biblia, aunque también debemos tener en cuenta algunos textos chinos, egipcios y mesopotámicos. Generalmente, sin importar si se trata de los elegidos de Dios (los hebreos), de sus aliados, o de sus enemigos, los personajes bíblicos llevan sandalias, lo que confirman, desde la antigüedad mas temprana, el origen de este tipo de calzado en el cercano Oriente. El Antiguo Testamento rara vez menciona el diseño o la decoración de las sandalias. Aparte de ser ayuda inapreciable para andar, lo que concierne especialmente a los santos, las sandalias desempeñan un papel simbólico importante del simbolismo bíblico de los zapatos puede analizarse en diferentes contextos, como su relación con los lugares santos, el calzado en las expediciones militares, las acciones legales y los rituales cotidianos, así como el calzado como accesorio de seducción femenino.

En el ejemplo mas famoso relacionado con la costumbre de descalzarse en un lugar sagrado, la visión de la zarza ardiente, Dios ordena a Moses de quitarse los zapatos: No te llegues acá: quita tus zapatos de tus pies, porque el lugar en que tu estas, tierra santa es. (Éxodo III, 5 ).

La situación se repite cuando los hebreos llegan a la Tierra Prometida, tal como se registra en el Libro de Josue: Y estando Josue cerca de Jerico, alzo sus ojos y vio un varón que estaba delante de el, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? Y el respondió: No; mas Príncipe del ejercito de JEHOVA, ahora he venido. Entonces Josue postrándose sobre su rostro en tierra le adoro y díjole: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? Y el príncipe del ejercito de Jehova respondió a Josue: Quita tus zapatos de tus pies; porque el lugar donde estas es santo. Y Josue lo hizo así. (Josue 5:13-15).